• Mateo Cebrian Fraile

Competition and Markets Authority vs Fender. Afinando la competencia.

Actualizado: may 28

El pasado día 22 de enero de 2020, la Competition and Markets Authority sancionó al conocido fabricante de guitarras Fender, por fijación de precios de reventa online en Reino Unido[1].


¿Pero por qué la CMA sancionó a Fender? ¿Qué norma ha incumplido?


En las Directrices de 2010 relativas a las restricciones verticales, la Comisión Europea define el mantenimiento de los precios de reventa como “aquellos acuerdos o prácticas concertadas cuyo objeto directo o indirecto es el establecimiento de un precio de reventa fijo o mínimo al que debe ajustarse el comprador[2], la cual se entiende que es una restricción grave.


Todo comenzó con una investigación en abril de 2018, durante la cual, uno de los empleados de Fender ocultó información relevante, lo que motivó la imposición de una sanción 25.000 libras a la empresa en marzo de 2019[3]. La CMA en octubre de 2019 acusaba a Fender de vulnerar las normas de competencia, al impedir que los minoristas aplicaran descuentos en la venta online de sus guitarras, conducta por la que la empresa ha sido finalmente sancionada.


La CMA confirma que la restricción de aplicar descuentos se desarrolló en Reino Unido entre los años 2013 y 2018[4].


La práctica que Fender llevó a cabo fue la exigencia a los minoristas de aplicar un precio mínimo o por encima de un precio previamente fijado por el fabricante. Fender vigilaba que los precios de reventa de sus productos fueran los que la empresa marcaba, coaccionando a los vendedores si estos no respetaban los precios fijados.


La CMA descubrió correos electrónicos y mensajes que demostraban estas prácticas en los teléfonos móviles de los empleados y en los servidores informáticos de la empresa, a pesar de que Fender intentó que no hubiera pruebas escritas.


La norma que regula el art 101. TFUE es el Reglamento 330/2010, de 20 de abril, sobre la aplicación de determinadas categorías de acuerdos verticales que excluye de la exención del art. 2 por categorías aquellos acuerdos verticales que tengan por objeto “la restricción de la facultad del comprador de determinar el precio de venta…” como establece el art. 4.a).


Estas conductas pueden llevarse a cabo tanto directamente, mediante cláusulas y obligaciones contractuales, como a través de medios indirectos, como la fijación del “…nivel máximo de descuento que el distribuidor puede conceder partiendo de un determinado nivel de precios establecido” (apartado 48). Precisamente en este segundo escenario es donde se sitúan las prácticas de Fender.


Fender se acogió al programa de clemencia de la CMA al confesar los hechos, y cooperando en la investigación, a cambio de una reducción de la multa finalmente impuesta, de hasta un 60%. Asimismo, Fender obtuvo una reducción adicional del 20% por aplicación del régimen de transacción conocido como settlement, para el que no hay equivalencia en España. Esto supone la concesión de reducciones de multa si la empresa se compromete a admitir la infracción y no rebatir los hechos imputados.


La CMA finalmente impuso una multa de 4,5 millones de libras, la cual es la más elevada que este organismo ha impuesto por este tipo de conductas[5].


Las autoridades de competencia están prestando cada vez más atención a las prácticas de mantenimiento de precios de reventa y las empresas deberán supervisar sus prácticas comerciales a fin de evitar infracciones en materia de competencia ya que esta no es la primera ni será la última en la que se sancionen comportamientos similares[6].


[1] https://www.gov.uk/cma-cases/musical-instruments-and-equipment-suspected-anti-competitive-agreements-50565-3


[2] Apartado 48 de Directrices relativas a las restricciones verticales (2010/C 130/01).


[3] https://www.gov.uk/government/news/guitar-firm-fined-for-concealing-documents-during-cma-inspection

[4] https://www.gov.uk/government/news/guitar-maker-fined-4-5m-for-illegally-preventing-price-discounts

[5] Supera esta multa, por tanto, la de 3,7 millones de libras a Casio en agosto de 2019 (50565-2), también en el sector de los instrumentos y equipos musicales que era la mayor hasta el momento.

[6] Vid. AT. 40465 (Asus), AT. 40469 (Denon & Marantz)