• Luis Cebrian Fraile

IVA Europeo. Ejemplo de registro en Alemania.

Actualizado: feb 3

Todas las empresas y autónomos que vendan o suministren productos o presten servicios han de incluir en sus facturas el correspondiente Impuesto sobre el Valor Añadido.


En el marco de la Unión Europea, una empresa puede realizar su fin social en otro país sin necesidad de estar inscrita en el Registro Mercantil del lugar. Ello, no obstante, al tratarse de un operador intracomunitario sí debe cumplir otros requisitos a la hora de operar en el extranjero.


Una empresa o particular que quiera realizar su actividad comercial o profesional, en primer lugar, habrá de darse de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI), presentando el modelo correspondiente ante la Agencia Tributaria.


Una vez que cursamos alta en el ROI, debemos observar el procedimiento para realizar el alta en la Hacienda del país o países en los que vamos a tener actividad para poder declarar correctamente el Value Added Tax (VAT) que generamos. El procedimiento está bastante estandarizado, aunque se tiene que realizar de manera individual para cada Estado.


Poniendo como ejemplo la Hacienda alemana, se nos requerirá que cumplimentemos (en alemán) ciertos documentos en los que suministramos información societaria o personal, datos sobre la actividad comercial o profesional a desarrollar, cifra de negocio estimada o si somos deudores por cualquier concepto en este Estado.


En el caso de Alemania es posible realizar esta gestión por vía telemática o por correo ordinario y suele tardar entre una y cuatro semanas. En Inglaterra, por ejemplo, para el caso de Operadores Intracomunitarios solamente podremos realizar esta gestión vía correo ordinario.

El tiempo de obtención y las formalidades dependerán del país en el que estemos solicitando el número de identificación VAT, aunque como se ha dicho, es muy parecido en todos los países de la Unión Europea. Ello variará dependiendo del momento en el que solicitemos el alta en el país, pudiendo demorarse mucho si coincide con una campaña de presentación de impuestos o como en la avalancha de solicitudes del certificado F22 alemán (Bescheinigung über die Erfassung als Steuerpflichtiger) previa al 1 de octubre de 2019.


La obtención del número VAT es de suma importancia para empresas y particulares, en especial para aquellos que trabajan con Amazon, quien pide esta gestión con cierta celeridad, o de lo contrario puede prohibir seguir vendiendo en su plataforma.


Se ha de tener en cuenta que existen especialidades a la hora de recaudar y declarar el VAT en una país extranjero y miembro de la UE, como los umbrales establecidos para la venta a consumidores finales, o las reglas para la prestación de servicios a empresas. Por ello, hay que atender a cada caso concreto y a las necesidades de cada empresa en este tipo de operaciones.


¿Tienes alguna duda en materia de impuestos internacionales? Contáctanos.